Blog

Diseño nórdico: la esencia escandinava


El diseño nórdico nos encanta y además, está de moda. Por eso, en esta publicación os queremos explicar en qué se fundamenta este tipo de interiorismo, la esencia escandinava, cómo comenzó y qué herencia nos queda de esos inicios, así como las novedades actuales.

Saber que este tipo de interiorismo está basado en cuatro fundamentos: la Revolución Industrial; la tradición artesanal sueca; el carácter escandinavo; y el entorno que les rodea: el frío, la oscuridad, y los grandes bosques vírgenes han sido factores muy influyentes. Todos estos factores unidos han promovido que se genere una línea de diseño que no deja indiferente a nadie.

La simplicidad en las líneas, los colores suaves, el minimalismo, la ausencia de extravagancias y la máxima de menos es más han descrito y describen perfectamente este tipo de diseño. Además, los materiales más comunes que utilizan son los materiales nobles y tecnológicos. La funcionalidad de todo lo que compone el diseño del hogar es en lo que más hincapié se pone.

La ergonomía y racionalismo se asentó en el diseño nórdico en los años sesenta y setenta con la intención de evitar que su decoración pareciera frívola. Sensación que te puede transmitir en algunas ocasiones el minimalismo y la sencillez de este tipo de diseño. La cultura pop, corriente con la que se comenzó a crear objetos adaptados a discapacitados, y el creciente interés por la ecología favoreció el desarrollo de nuevas técnicas.

El diseño nórdico, como todo, ha evolucionado mucho desde sus comienzos, pero continua habiendo ciertas esencias como puede ser el arte pop y la utilización de objetos rústicos para decorar. Los materiales utilizados continúan siendo las maderas nobles, mimbres de tonos claros, metales, plásticos, cristal y vidrio. Lo más importante a tener en cuenta es que en la utilización de estos materiales se mantenga su pureza en las formas y su sobriedad.

Una evolución del diseño nórdico actual es la apariencia futurista combinado con formas sencillas. Los colores pálidos, los textiles con estampados de rayas y cuadriculados, la sobriedad, los volúmenes sólidos, la ergonomía y la belleza son los elementos necesarios y que debe aparecer en todos sus elementos.

Y mención especial a las paredes blancas, que aportan gran luminosidad a las estancias.

¿Estás pensando en darle un toque nórdico a tu hogar? No dudes en compartir con nosotros el resultado. ¡Nos encantará ver cómo ha quedado!

Barrio Zalain, 09 (31780) Bera - Navarra T. 00 34 948 630 225 F. 00 34 948 630 953 | info@delica.es

· Sobre Delica · Condiciones generales · Envíos · Política de privacidad · Aviso Legal